¿Cómo proteger los muebles en una mudanza?

Facebooktwitterrssinstagram

Cualquiera podría pensar que al hacer una mudanza ocurren accidentes; como que se raye una mesa, que se rompa un cristal o peor aún que la pantalla de televisión sufra algún daño. Pero esto no es para nada lo ideal, esto no debería suceder.

Por lo tanto cuando es el momento de hacer una mudanza, uno de los temores más grandes  de cualquier persona es que el personal contratado no tenga los cuidados suficientes para no dañar los muebles que con tanto esfuerzo adquirieron o que tienen un valor sentimental muy elevado.

Para que esto no te ocurra en la mudanza, aquí te decimos cómo proteger los muebles en unos cuantos pasos ya seas compañía o cliente.

 

  • Envuelve el mueble con plástico o tela.

Para proteger los muebles antes de ser transportados, lo mejor es envolverlo con plástico de burbujas o plástico para emplayar, incluso si quieres que el mobiliario tenga más protección puedes utilizar una manta o tela gruesa debajo del plástico.

  • Desmontar los muebles que tengan esta posibilidad.

Si existe algún mueble desmontable en la casa, lo mejor será desarmarlo y guardar todos los tornillos, tuercas y piezas pequeñas en recipientes para que no se pierdan en el camino. Además es importante que te asegures de marcar el recipiente con el nombre del mueble al que corresponde y ponerlo cerca de éste para localizarlo con mayor facilidad.

  • Sellar los muebles que puedan deslizarse.

Si hay en la casa uno o varios muebles con cajones o puertas que puedan abrirse durante el traslado, es altamente recomendable que los sellemos con cinta adhesiva después de protegerlos para no estropear los acabados. Todo esto ayudará a mantenerlo a salvo y a los demás artículos.

 

  • Cubrir partes de cristal con cartón.

Para los muebles que tengan partes de cristal, es buena idea cubrir las esquinas con cartón por dentro y por fuera. Así si el  mobiliario se golpea en el camino, los cartones amortiguarán el impacto. Si hay repisas de cristal lo mejor será envolverlas una por una con plástico de burbujas, reforzando las esquinas para evitar que se golpeen entre ellas.

  • Identifica el contenido frágil.

Para que al llegar al lugar de destino sea más sencillo y eficiente el acomodo del mobiliario, se recomienda poner una etiqueta o marcar los muebles frágiles. Esto ayudará al personal de mudanzas a identificar los artículos con los que deben tener un mayor cuidado al momento de descargarlos.

Esperamos que estos puntos te sean de mucha ayuda, ya seas cliente o empresa de mudanza.

Los más buscados

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *